Monday, May 14, 2007

Conceptos Económicos del Transantiago


Se ha hablado mucho de este verdadero fiasco que es el Transantiago, de la gente que queda varada, de que hay pocos buses, que los recorridos son malos, que el metro colapsó, etc. En este post quiero mencionar varios conceptos económicos, que están detrás y que no se enfatizan como se debiera, y que cosidero más importante que discutir tonterías como que el sistema sea estatizado; a cargo del Estado Chileno, ufff.


El primer concepto es el de Costo Marginal: este es el incremento adicional del costo de producir una unidad más de producto que en este caso serían buses o recorridos. A medida que las empresas comienzan a obtener utilidades este costo es cada vez más creciente, y al igualar con la demanda se determina la cantidad de equilibrio de buses o recorridos con el precio o tarifa. Esto hasta aquí es economía básica. Sin embargo existen dos conceptos que subyacen al costo marginal; estos son el costo marginal privado, que es el mismo concepto ya descrito y el costo marginal social, que es el costo que la sociedad está dispuesta a desembolsar por una micro o recorrido.


El segundo concepto es el de externalidades, que de acuerdo a los conceptos anteriores se produce por el diferencial entre el Costo Marginal Social y el Costo Marginal Privado, ante esta situación, vemos que el sistema antiguo de contaminación presentaba esta situación, ya que el Costo Marginal Privado es menor al Costo Marginal Social, esto llevaba a que la micro sea en términos relativos barata, sin embargo generaba congestión, contaminación, etc. Con ello sin duda que había que hacer un cambio en el sistema de transporte, ¿pero qué sucedió?


Se diseño un sistema de transporte que llevó a un incremento en el costo marginal privado a tal punto que este es mayor al costo marginal social, esto llevó a que la cantidad de micros o recorridos disminuyera y si a eso le sumamos que la tarifa es la misma del sistema antiguo, que se obtenía de la igualación de la demanda con el antiguo costo marginal privado, vale decir $380, el problema se intensifica. Esto lleva a que el Transantiago esté desfinanciado, su solución es aumentar la tarifa, a cuanto ¿A la que se obtiene de la igualación de la demanda con el Costo Marginal Social, digamos $450? ¡NO! es a la que se iguala entre la demanda y el Costo Marginal Privado del nuevo sistema, digamos $550.


¿Qué debió haberse hecho? Permitir que los privados realicen la malla de recorridos de modo libre, pero ello volvería a que el Costo Marginal Privado sea menor al Costo Marginal Social. Entonces el Estado puede realizar una regulación. Cobrar un impuesto que sea equivalente al Daño Marginal que genera el privado, es decir la diferencia entre el Costo Marginal Privado y El Costo Marginal Social, esto se conoce como Impuesto Pigouviano, esta es una solución de mercado ante estos problemas, como se postula en el conocido Teorema de Coase, con ello el Costo Marginal Privado se iguala con el Costo Marginal Social.


Podría solucionarse otorgando subsidios a los privados en Transantiago, por la diferencia entre Costo Marginal Social y Costo Marginal Privado, ya que este último es menor. Teóricamente sí, pero ojo, caemos en el hecho que para que esto resulte, debe haber un subsidio focalizado a los que operan el Transantiago y no generar derrame porque así no llegará el subsidio a quienes lo necesitan.


3 comments:

Javier Bazán said...

Sebastián:
Es bueno que un economista se exprese con la claridad que tu lo expones.
Sin embargo,tengo dos reparos:
1.elimpuesto que mencionas
2.y el subsidio que mencionas al final.
¿No sería propuestas liberales?
PD: Me gustó tu post anterior.
Me he dado cuenta que en todas partes del mundo, la derecha se acompleja.

Sebastián Miranda said...

Lo del impuesto, es una forma de tener un equilibrio socialmente óptimo. Ahora se me olvidó explicar el Teorema de Coase en su profundidad que sería la solución óptima. Básicamente se trata de que las firmas compensen en el daño marginal a los consumidores, en el caso del sistema antiguo, lamentablemente a nivel empírico no se ha logrado. Por eso el impuesto

Sebastián Miranda said...

En el subsidio, sería al revés,que consumidores le den a las empresas una transferencia, también es muy dificil aplicarlo, por ello la opción del subsidio, que debe ser focalizado, porque el derrame hace que dichos subsidios se pierdan en Burocracia