Friday, March 09, 2007

Primer año de Bachelet: Nada que celebrar


Este fin de semana la presidenta Bachelet celebrará, como fiesta de cumpleaños, su primer año de gobierno. Un año en que, según lo que vimos, da para que la fiesta sea más para pasar las penas que para celebrar. Recordemos el 11 de marzo de 2006 como la gente recibió esperanzada una nueva era según ellos, para que realmente se le solucionen sus problemas, y había un buen contexto económico para dar un salto importante en la mejora de la calidad de vida de los chilenos. Sin embargo, en sus dos primeros meses quedó de manifiesto lo que yo pensé en un principio, de que el liderazgo de Bachelet dejaba bastante que desear.

En las primeras semanas de mayo, se podía oler que el conflicto de los secundarios, que luego
se llamaría la "Revolución de los Pingüinos" . En primer lugar estos esperaron que la presidenta dijera algo sobre esto, pero en el discurso del 21 de mayo, la presidenta dejó en evidencia que no tenía ningún plan para mejorar la educación, diciendo también que no conversaba con los estudiantes, esto facilitó la ira de los estudiantes, con un movimiento que al principio fue pacífico y luego fue violento, y donde el gobierno se vio superado muchas veces por los pingüinos ya que no pudo controlar el orden público, donde el Ministro del Interior brilló por su ausencia, y la presidenta dio una pésima señal, de destituir a un oficial de Carabineros en público en plena crisis. Al final Bachelet, ofreció un consejo asesor para solucionar los problemas, de más de 70 integrantes, en el que la mínima lógica administrativa eficiente dice que eso es un error, este tipo de comisiones no conducen a ninguna solución real, como ocurrió, finalmente el movimiento se detuvo por un natural desgaste y porque estaba a punto de comenzar el mundial de fútbol, lo que deja en evidencia que el problema no está solucionado y puede volver a explotar. La salida de Bachelet fue una vez más política, CUANDO EN ESTE CASO SE REQUIERE UNA SOLUCION PROFESIONAL, NO POLITICA. Esto trajo que en julio, se realizó el primer cambio de gabinete, salieron Andrés Zaldívar, Martín Zilic (Ministro de Educación, salió gracias a los pingüinos) e Ingrid Antonijevic (Economía), es el cambio más temprano de gabinete de todos los gobiernos de la Concertación, lo que demostró la debilidad del equipo ministerial.

Parecía que luego de la revolución de los pingüinos, el gobierno se tranquilizaría, sin embargo en los meses de noviembre y diciembre, apareció un nuevo escándalo: La corrupción, reflejada en el desvío de fondos públicos en Chiledeportes a campañas políticas, donde aparecieron empresas inexistentes, que asesoraban a candidatos de la Concertación,que intentó empatarlo con que esas empresas asesoraban a Piñera, cosa que no hubo evidencia, porque hay que considerar que es la Concertación la que administra los fondos del Estado y no Piñera. El tema se calmó por la muerte del General Pinochet, sin embargo volvió a encenderse con las gravísimas declaraciones del senador Fernando Flores y sobre todo de Jorge Schaulsohn, que indicó la existencia de una ideología de la corrupción. ¿Y Bachelet? hizo de nuevo una Comisión, mostrando nuevamente que no tenía una solución al problema, también esta crisis no ha sido solucionada, sigue dormida.

Se pensaba que por las excelentes condiciones de la Economía Internacional, Chile crecería entre 5,3% y 5,8% y Andrés Velasco dijo que sería al 6%, sin embargo, el crecimiento fue vergonzoso, solo un 4,2%, ya que no se implementaron medidas en la dirección de cambios de fondo, para mejorar la competitividad nacional , como en la educación, en el sistema tributario, en innovación tecnológica, etc. Sin embargo no hubo ninguna reforma en tal sentido, porque si bien el alto precio del cobre lleve al ingreso de mayores recursos, sin embargo eso llevó a una caída del tipo de cambio nominal y real, y la caída de este último lleva a una pérdida de competitividad, y como no se hicieron las reformas pro-competitividad que señalé, el crecimiento se vio deprimido.

A esto hay que sumarle el problema de la energía, en que Chile estamos pagando las consecuencias de un mal acuerdo con Argentina, ya que quedamos dependientes de un país que no tiene gas; la presidenta dio una equivocada señal de que en su gobierno no se implementarán plantas nucleares, para satisfacer a los fanáticos ecologistas, no estoy diciendo que hay que poner una planta nuclear, sino que no debe desecharse de plano, ya que la Energía Nuclear trae muchos beneficios, y no solo sirve para hacer bombas, hay que buscar la forma de que Chile tenga energía segura, independiente que tipo sea, ya que si no se hace, los problemas energéticos serán aún peores.

Y la guinda de la torta, fue el Transantiago, herencia del gobierno de Lagos, acá se iba a implementar un sistema que mejoraría la calidad de vida de los Chilenos (viajes más rápidos y cortos, en que el tiempo libre aumentaría) sin embargo ha ocurrido todo lo contrario, debido a que el diseño de los recorridos fue mal hecho, todos los expertos de transporte dicen que cambios grandes en este sistema, deben ir acompañados de una previa preparación de la población, no se implementaron vías segregadas, y la infraestructura es deficiente. Bachelet y el ministro Espejo, no tuvieron la visión y la determinación de decir que este sistema no debía implementarse, ya que la ciudad no estaba preparada. Este tema sin duda seguirá siendo la noticia del año.

Y no he mencionado otros asuntos, como la tozudez de no bajar el impuesto específico a los combustibles, con el absurdo argumento de que son los ricos los que usan auto, cosa que es falsa; también el bochorno del puente de Chiloé, la píldora del día después, crisis en los centros regionales de salud, etc. Esto lleva a la conclusión de que este primer año el balance sea deficiente, en gran medida a la falta de liderazgo de Bachelet.

Una aclaración; no estoy diciendo que en Chile no pueda ser gobernado por una presidenta mujer, EL PROBLEMA ES QUE LA PRESIDENTA ES ESTA MUJER, ACOMPAÑADA POR ESTA COALICION

3 comments:

cristian said...

Muy buen resumen de este nefasto primer año de Bachelet, Sebastián, me permití linkeartelo para mi post acerca del mismo tema . Me ahorraste un buen trabajo, al detallar lo que ha sido este período!
Gracias.

Javier Bazán said...

Sebastián:
Acuérdate de que antes aparecieran las femeles Concertacionistas, estaba la senadora Mathei como posible candidata. Nadie la criticó como mujer o como víctima del sexo débil, como le gusta a la izquierda tanto masoquista del complejo de mosquita muerta.
Totalmente de acuerdo con lo que escribiste.
Yo eliminaría otros impuesto, como el de la renta y la herencia.

Cococita said...

Realmente con lo señalado no hay nada que celebrar. completìsimo informe de lo que ha sido este gobierno, que en realidad no gobierna a nadie.
Lleguè aquì por el post de Cristiàn.
Un abrazo.