Wednesday, August 01, 2007

Energía: La burocracia quita energía


El problema energético es severo, esto parece obvio, sin embargo la culpa no podemos achacársela al gobierno argentino de la totalidad de la crisis argentina, los chilenos tenemos grandes culpas ante los problemas, además de la escasez de gas argentino están los factores del aumento de los precios del carbón y de petroleo y el retraso de nuevas inversiones en explotar nuevas fuentes energéticas.


Todo esto va acompañado por un sesgo ideológico del gobierno, presionado por grupos ecologistas a no crear plantas de energía hidroeléctrica por supuestos daños ecológicos, y por ello no debe hacerse, cuando en realidad si se hacen buenos estudios el problema que plantean los ecologistas se solucionaría casi sin inconvenientes. En la energía nuclear hay que considerar que no se hacen plantas de energía, no por el potencial daño que pueda existir, sino porque en Chile no existen expertos con estudios en el tema, el gobierno ante esto asume que por el daño que puede generar la energía nuclear implica que nadie debe estudiar el tema, cuando en países asiáticos con superficie equivalente a nuestra VIII Región tienen plantas hace tiempo, y no existen problemas porque hubo estudios adecuados que controlando por factores de clima y geografía, puede perfectamente implantarse una planta nuclear de forma segura.


Lo malo de esta falta de inversiones, nos lleva a que no se potencien líneas de financiamiento para investigaciones en la materia, no se ha podido establecer que nichos energéticos debe priorizarse en Chile, solo se hacen estudios que son pocos y que están descoordinados entre sí, ¿Qué va a pasar? llegará un momento que haremos cualquier cosa de modo improvisado y descoordinado, y como es característico de nosotros los chilenos, reflejado en forma brutal por las autoridades, haremos algo mal hecho, con consecuencias desastrosas para la vida diaria.


A que se debe esto a que el tema esta parcelado en cuatro partes sin coordinación, estas son; el Ministerio de Energía en el tema técnico (si es factible implantar la planta), el Ministerio de Economía en lo que respecta a la eficiencia energética (si produce de modo eficiente), la CORFO la que realiza los proyectos y el Ministerio de Medioambiente, estas entidades están separadas, no pueden hacer una política global, esto nos lleva a que un proyecto tenga que pasar por cuatro entidades y la demora de estas hacen que los proyectos demoren y no haya incentivos a nuevos proyectos. Esto ¿De quien es culpa?: DE LOS BUROCRATAS


Se habla mucho del problema, pero pocos dicen que es la burocracia nuevamente el mal, como en tantos otros temas.

5 comments:

cristian said...

En algo tiene razón la Concertación. Con este gobierno, con las "licitaciones" del MOP y sus criterios "técnicos", en estas actuales condiciones, construír una planta nuclear sería de altísimo riesgo. Podría transformarse en un nuevo Transantiago estilo Chernobyl.
No, gracias. En caso de construírse, que lo haga el próximo gobierno de la Alianza.

Marta Salazar said...

hola hola!

la verdad es que pienso, cada día más que la energía nuclear plantea más problemas de los que soluciona.

En Europa lo vivimos día a día...

Cerca de mi casa (a 20 mins. en auto) hay una planta nuclear, que nunca entró en funcionamiento, porque esta es una zona con peligro de temblores...

Considerando que aquí hay un temblorcito (como muy máximo, 4 - 5)cada 40 ó 50 years, sinceramente, no entiendo cómo quieren construir plantas en Chile, donde hay un terremoto cada... seis años!

La verdad es que sí me parece que la energía hidroeléctrica es la que más conviene para Chile.

Además, por cierto, de las energías alternativas que, sin ideologismo, sí pueden aportar mucho.

Un saludo Sebastián!

Javier Bazán said...

Como planteas el problema, aquí el responsable es la burocracia.
Sin embargo, se te olvidó mencionar la Ley Corta y Larga, que parece que desentivaron el mercado energético.

Sebastián Miranda said...

Lo de las leyes es cierto, ya que derivan en esta lentitud del tema, y ella deriva en este parcelamiento y descoordinación de funciones.

Con respecto a la Energía Nuclear es obvio que con las condiciones actuales (falta de estudios, expertos, gobierno negligente y burócrata) es imposible hoy crear una planta. Pero no por ello no debe dejar de estudiarse el tema, porque sino puede aplicarse la misma lógica para la hidroeléctrica, eólica, u otras.

Argenlibre said...

SALUDOS DESDE EL MOVIMIENTO ARGENLIBRE
ARGENLIBRE.BLOGSPOT.COM