Sunday, September 09, 2007

Como es la crisis que vive Chile


Hace algún tiempo se realizó un seminario en la Universidad Santo Tomás que se abordó el tema de las Crisis Nacionales en la Historia de Chile, en la cual el historiador Sergio Villalobos justificó notablemente por qué hoy día Chile vive un proceso de crisis; de modo muy resumido les voy a explicar los aspectos de la crisis que son más relevantes y que se reúne en un concepto general los valores.


1) Vida Familiar: ¿Cómo se maneja un hogar? ¿Cuál es el papel de los padres? ¿Dónde se encuentran los hijos? Es que no hay manejo de los hijos, es que la vida hogareña ha caído, está desintegrada, entonces el problema de nuestros días no solamente es de quienes nos dirigen, en el grado que sea sino que en la generalidad de la población. Los deberes con la comunidad, ¿Quién los siente? ¿Quién los aprecia? Solamente hay egoísmo o una lucha desenfrenada por los bienes materiales.


2) Relativismo y Permisividad: Todo discutible, nada es cierto, la moral natural pareciera no existir sino que se adapta a cualquier circunstancia grupos personas, actitudes, todo puede ser posible. Permisividad todo está permitido, cualquier posibilidad está abierta hasta los escándalos más grandes, hay delincuencia y hay violencia, escándalos etc.


3) Diversión Permanente: El Show, el carrete, la farándula, la televisión ofrece en pantalla la estupidez humana que no crea nada que destruye, pero que embarga a los chilenos; la televisión yo creo que en todas las casas hay un televisor encendido a alguna hora del día y viendo esas cosas. Los espectáculos, festivales, canciones, cantantes convertidos en héroes, hasta las estupideces más grandes de los actores, de las actrices, de los cantantes se ventilan, como grandes novedades que concitan el interés de la gente más joven y de la gente de menor cultura.


4) Consunismo: se transforma en preocupación fundamental, que nos distrae de los problemas sociales, de los problemas del país, hace el efecto del opio, nos adormece y en los sectores bajos también; como arreglar el autito y pintarlo, poner algo en el vidrio y salir a lucirlo, distrae de los problemas comunes y corrientes.


5) Crisis Política: Por otra parte la pequeña lucha partidista, individual, de los partidos políticos, los de gobierno, de oposición, me parece especialmente grave especialmente en los de oposición donde debería haber una mayor responsabilidad, pensando en el destino del país. Esa lucha partidista de grupos, de un partido contra otro, de las individualidades de los políticos de los partidos; donde la sospecha, la zancadilla están a la orden del día, es un espectáculo denigrante.


6) Gobierno: La crisis de hoy descansa en gran parte en la política oficial, primero comenzando por la dignidad de quienes gobiernan ¿Quiénes son? ¿De donde han salido? ¿Qué antecedentes tienen? ¿Tienen antecedentes políticos? ¿Han tenido realizaciones en su vida? O son solo figuras improvisadas, creo que las respuestas negativas son las que corresponden ¿Tienen capacidad de inspirar respeto? ¿Hay una dignidad que brota de la personalidad misma del gobernante? ¿Por qué se les falta el respeto? El respeto no solo nace en el corazón del ciudadano sino que también en la actitud de quien desempeña el poder. Y así es vamos de disparate en disparate y todo se da por afán populista, de no perder la popularidad, todo esto se va a ir comiendo el dinero del excedente del cobre.


7) Nuevas demagogias: Indigenismo, los araucanos tratan de mezclarse con la sociedad chilena, tratan de ser iguales a los chilenos (aspiran a lo mismo) pero dele a los antropólogos, a ciertos políticos, con la segregación, la separación y allá señores. El Ecologismo, uno entiende que haya ecología y que haga protección por ciertos bienes de la naturaleza, pero se pasa al abuso, todos los sectores geográficos locales, se aferran al ecologismo para defender sus posiciones, sus derechos. exagerar el feminismo, me parece una demagogia; esto de 50% y 50% no pasa de ser una barbaridad, Son las capacidades reales de la gente lo que hay que tomar en cuenta y no el sexo.


Frente a este problema mi impresión es que la solución de esta crisis va en tres aspectos fundamentales. El primero es que se restablezca el principio de la autoridad donde se sienta que el gobernante ejerza el poder, de modo justo y en que no acepte cosas que son denigrantes, como la delincuencia, la irresponsabilidad pública etc. El segundo en un liderazgo predicador con el ejemplo en que primero hay que hacer después hablar y que ante errores decir "me equivoqué y lo digo para que ustedes no cometan los mismos errores" así podemos conservar y crear valores nuevos junto con los patrióticos y cristianos. Y tercero no tomar la democracia como religión, en el sentido de confundir que la mayoría tiene la razón, ya que la democracia es una creación humana y esta ha tenido errores que cada vez son más evidentes, sino que debe tomarse como un medio que permita a los ciudadanos alcanzar sus metas y hacer de nuestro país cada vez mejor.

4 comments:

cristian said...

Todos los cambios que propones son necesarios y urgentes para enfrentar esta crisis valórica que nos carcome, pero será imposible de implementar en presencia de la Concertación en el gobierno.
Ellos sufren de este relativismo y falta de convicción valórica del que tan bien hablaba Sarkozy en su discurso y que afecta a todo el progresismo socialista en general.
Pero, fijate en un detalle para el 90% de cristianos que habitan en Chile: se han elegido 2 presidentes ateos seguidos, y asi mismo es como nos ha ido. Ante el complice silencio de las jerarquias eclesiásticas que debieron haberlo advertido.

Javier Bazán said...

Del diagnóstico que haces, discrepo en algunas cosas. Por ejemplo, cuando hablas del consumismo, con lo cual los conservadores se colocan al lado de los socialista. La gente sabe por qué compra. Sobre la tele, tienes dos opciones, la apagas o ves los canales de TV cable.
El problema que tiene la derecha, es el afán personalista de algunos personajes, que todavía no aprenden a trabajar en equipo. Basta ver la disputa entre Allamand y Longueira. Y de no ventilar los problemas o pelas en público.
Es importante, el punto que dices de no 'confundir que la mayoría tiene razón'. La mayoría no hace un sabio.
Como dice Francisco Salinas, la Derecha tiene miedo a dar la batalla ideológica con la izquierda.

Sebastián Miranda said...

Javier

Tienes razón lo del consumismo sin duda, pero tampoco es bueno que la vida se pase por comprar y comprar cosas y creer que con eso llegamos a la felicidad que es la conducta que muchos hacen sin preocuparse de un desarrollo más equilibrado y eso es lo que dijo Sergio Villalobos.

Javier Bazán said...

En el caso de las personas que compran compulsivamente, hay que verlo como una enfermedad.