Saturday, September 15, 2007

Impuestos e Inflación: Generan el mismo problema


En Chile, muchos creen que son las estructuras, las burocracias, los grandes asambleísmos, los grupos de iluminados por ende el Estado quien lleva a cualquier país de subdesarrollado a desarrollado. Primero les diría que observen países como Estados Unidos, Corea del Sur, Suiza, y sobre todo Irlanda, Finlandia, Singapur, etc todos tienen una carga tributaria como porcentaje del PIB menor a Chile, y todos están mejores que nosotros ¿Por qué será?



Existe un concepto en economía que se llama "Curva de Laffer" en ella explica los efectos que tiene una mayor tasa de impuestos, si hay una tasa de impuestos igual a 0 no hay recaudación tributaria. Al subir la tasa tributaria es obvio que la recaudación tributaria sube, sin embargo llega un momento que seguir subiendo la tasa de impuestos se genera un desincentivo a trabajar, no por flojera sino porque es más rentable. Esto nos lleva a un menor crecimiento económico, por tanto hay menos producción, menos base imponible y por último la recaudación tributaria es menor, llevando a un eventual déficit fiscal.


También con la inflación pasa algo parecido con inflaciones bajas el estado puede financiar déficits fiscales imprimiendo moneda, sin embargo si la inflación es muy alta, imprimir moneda lleva a mayor inflación, esto genera que los déficits fiscales no puedan ser cubiertos, lo que lleva a una crítica situación para el gobierno. Además los efectos sobre el producto son los mismos. Esto no lo tuvieron presente en latinoamérica, donde se decía que la inflación es el costo del crecimiento. Cosa que Chile echó por tierra desde los años 80.


No es un misterio para nadie que a la Concertación le gusta muchísimo subir impuestos, sin embargo si siguen subiendo los impuestos, ellos mismos generarán pobreza no solo al país, sino que también a ellos mismos.





4 comments:

Javier Bazán said...

Bien dicho.
Nuestros iluminados no lo entienden. Por ejemplo,me causo risa que en Consejo de la Equidad, se incluyera el tema del desempleo juvenil, cuando asumió Bachelet en el segundo mes de su mandato propuso el un subsidio a los empresarios que contrataran a los jóvenes, de modo tal, que el Estado ponía la mitad de la plata para contratarlo. ¿En qué quedo? ¿Cuáles han sido los resultados?

cristian said...

Allamand define la actitud de la Concertación claramente en su libro:
"Pero una parte significativa de la Concertación sigue intoxicada con sus resentimientos atávicos: prefiere que los pobres sigan siendo pobres antes que aceptar la sola posibilidad de que el crecimiento también favorezca a los más ricos".
Bachelet parece estar dentro de este grupo.

Javier Bazán said...

Lo que dicen Cristián es cierto.
Mi amigo Francisco Ibero de Panamá, que es economista y periodista tiene un parecer idéntico.
En efecto, en un principio en un país que recién aplica el capitalismo, todos son pobres. Y no es por el capitalismo, sino por el estadio anterior. Con el capitalismo, empiezan las desigualdades, pero dejan de ser pobres. Así aparece una clase media baja y clase media alta y los ricos. Ahora no son pobres. Pero viene el discurso de izquierda que quiere igualdad de ingreso.

Marta Salazar said...

Gracias Sebastián! Muy bueno y claro tu artículo!

"Al subir la tasa tributaria es obvio que la recaudación tributaria sube, sin embargo llega un momento que seguir subiendo la tasa de impuestos se genera un desincentivo a trabajar, no por flojera sino porque es más rentable",

supongo que podríamos agregar que la evasión que, probablemente -tenemos el caso de Italia que se ha discutido este último tiempo- aumenta también en el caso de subir la tasa impositiva.

Un abrazo!